Alicante, en vísperas de sus hogueras, ha celebrado la dècimoqinta edición de su festival de cine: un jurado compuesto por Rodolf Sirera, Amparo Climent (presidenta), Fernando Chinarro, Marian Aréchaga y Javier Coloma, proponía un palmarés oficial muy repartido. La Tesela de Oro a la mejor película iba para la tragicomedia “Oh, Mammy blue”, dirigida por Antonio Hens y producida por César Martínez Herrada, con premio a la actriz María José Alfonso. La menos mala, sin duda, de una elección poco o nada brillante, con premios para “Los amores cobardes”, de Carmen Blanco
-mejor dirección y premio de la crítica-, “Conducta animal”, de Miguel Romero -mejor guión-, “La entrevista”, de Maxi Velloso -premio al mejor actor, Miguel Such-, y “Marisa en los bosques”, de Antonio Morales, premio del público. Sólo la desastrosa “Sin novedad”, de Miguel Berzal de Miguel, a pesar de contar con la participación de Fernando Guillén Cuervo, Silvia Marsó y Gonzalo de Castro, quedó fuera del palmarés.
Más interés tenían las películas invitadas (Toc Toc, Una mujer fantástica), los corto-metrajes de todo tipo (premios para “Scratch”, de David Valero, “Distintos”, de Josevi García Herrero, “El cotidiano”, de David Lara, etc. , la actriz Cristina Plazas, el actor Ramón Langa …), la elección Cine del Mediterráneo, la elección Cine Social, con obras de Roser Aguilar, Piluca Baquero, Adrián Silvestre, Alberto Pla, Mabel Lozano y Samuel Sebastián, la invitación a el Edinburg Spanish Film Festival, etc.
El Festival de Alicante, actualmente con mayor apoyo, tiene muchas asignaturas pendientes, pero sigue adelante Y con mejores expectativas.
TONI LLORENS