La Muestra Internacional de Cine Educativo cimplia a mediados de febrero su edición número seis. Pese a su notable juventud tanto la red de poblaciones comp su inaguración (en el Palacio de las Artes de Valencia) tuvieron su premio mejor en espectadores. Como sus homenajeados, Judith Colell, Agustí Villaronga y Jan Sverak. Como su madrina de honor, Marisa Paredes. Como sus numerosos cortometrajes, participación de escuelas y escolares- “lo importante no es la técnica, sino la cantidad”, vino a decir su director, José Albiol-. Una continua fiesta del 10 al 14 de febrero.

Medina del Campo
, provincia de Valladolid, dirigido por Emiliano Allende, sigue siendo probablemente el mejor de los festivales atentos al cortometraje: celebración de los vintanys de Kimuak, la agencia vasca que ha señalado el camino de la promoción; premios a Gonzalo Suárez (roel de honor), Andrés Gertrúdix (actor del siglo XXI), Belén Cuesta (actriz del siglo XXI) y los responsables de Haindia, Aitor Arregui, Jon Garaño y José María Goenaga; competiciones de corto-metrajes (nacional, internacional y Castilla-León) y videoclips, en diferentes secciones, cortometrajes de vinilo en 35mm-, conciertos, encuentros-como el del cortometraje en el Palacio de Salinas-, largometrajes españoles e internacionales, retrospectivas, etc. La Semana de Medina del Campo ha cumplido 31 años y del 9 al 17 de March ha hecho realidad.

La Muestra de cine latinoamericano de Cataluña ha cumplido en Lleida su edición vigésimo-cuarta. Contra toda clase de dificultades, especialmente económicas pero también de equipo, la cita de Lleida cumplirá el próximo año veinticinco: la celebración pide fiesta e invitados de lujo, y nosotros que lo veamos… Bajo la dirección -desde su primera edición- del periodista y especialista Juan Ferrer, la Muestra atiende por igual ficción, documental -en colaboración con la Universidad- y cortos-metrajes, con tres jurados diferentes. En el caso de la ficción, diez largos compitieron por un premio que otorgaba el jurado compuesto por Albert Galera, director del Festival de Molins de Rei y sabio cinematográfico, Sully Fuentes, periodista y escritora, y el veterano crítico de cine Ignacio Juliachs: las interesantes Sinfonía para Ana, Como nuestros padres, vista en Valladolid, Vida de familia, El vigilante y el desierto dejaban muy clara queja aportación de ida y vuelta con el continente americano que persigue la Muestra. Niñas araña, la ganadora Amateur, El pampero, Maracaibo y O filme da minha vida completaban dicha sección oficial. En cortos-metrajes ganó Matria, del gallego Alvaro Gago, y los documentales nos permitieron encontrarnos con títulos difícilmente olvidables como Al otro lado del muro, de Pau Ortíz (el film premiado), El silencio de los fusiles, de Natalia Orozco y un cine en concreto, de Luz Ruciello, experiencia de creación de una sala de cine. Los homenajes y los premios fueron para Eduardo Noriega, Silvia Munt, Gerardo Sánchez / Días de cine, y para el compositor Osvaldo Montes, primera edición del premio Talento Latinoamericano, autor de bandas sonoras para Eliseo Subiela, Marcelo Piñeyro y otros. Además, la fiesta de San Jorge tuvo un protagonista, el film Neruda, de Pablo Larraín.

DOCS Valencia celebraba su segunda edición con una selección de sobre magnífica (La Filmoteca, el Centro Octubre, el Centro del Carmen, el Colegio Mayor Rector Peset, La NAU, el Palacio de Colomina, Radio City y una carpa en la Plaza del Mercado), un puñado de cortometrajes, medio-metrajes y largometrajes espléndidos y varios jurados de reconocida personalidad. Vimos sólo Mi bosque secreto, Judas, Pani, mujeres y Katmandú, Owin, The Mauritania Railway, Sabios de la tierra, Rutina, quedándonos con ganas de más, especialmente tras conocer el historial deportivo: Posidonia, de Adán Aliaga, Rapsodia sueca, de Fran Ruvira, Loabstersoup, de Rafa Molés y Pepe Andreu, 505 o por qué adoramos los Objetos, de Miguel León Marcos, etc.

Comparte esta información con tu red