El pasado fin de semana, viernes 1 y sábado 2 de febrero, de la mano del cineasta Toni Canet y de la asociación valenciana de directores, se rindió un admirado homenaje a una figura clave de la historia de nuestro cine, Josep Antón Pérez Giner, un valenciano que anda próximo a cumplir los ochentaaños, que se mantiene en activo desde 1952, más de sesenta años, en las diversas facetas de la producción, donde comenzó como meritorio en producciones típicas de la industria de aquellos tiempos (El beso del Judas y otras lindezas), y que recorre productoras ajenas o propias, como ProZesa, Profilmes, o Els 4 gats, para dejarnos un recorrido fascinante atravesado por inolvidables films de género (Tarzanes y Tarzanas,terror con o sin Paul Naschy, Robin Hood, western spaghetti —-donde no faltan Sergio Leone y El bueno, el feo y el malo—,etc.) y magníficos jalones de nuestro mejor cine de autor, con directores como Manuel Gutiérrez Aragón, Paul Leduc, Francesc Bellmunt, Eloy de la Iglesia, Jesús Garay, Joaquim Jordá, Carles Balagué, Paolo y Vittorio Taviani, Josep Maria Forn y muchos más. Sobre su trayectoria y su experiencia, recomendamos la lectura del libro monográfico La leyenda del innombrable, escrito por Toni Español y publicado por la Filmoteca de Catalunya. Casi dos centenares de títulos, referencias imprescindibles y versión oficial del origen de su curioso apodo.
En el transcurso del homenaje se proyectaron Mones com la Becky, de Joaquim Jordá, y Eloïse, de Jesús Garay, en las poblaciones de Otos y Ontinyent, contando con la colaboración del restaurante / casa rural Ca les senyoretes y del cineclub Utiye, Acció Cultural, y de un grupo de amigos y animadores culturales que arroparon y volvieron a dejarse sorprender por el humor y la sabiduría de este aparentemente viejo maestro. Los resultados han sido tan elocuentes que ese puñado de irreductibles inquietos pensamos que hay que repetirlo y convertirlo en una fértil costumbre con otros muchos cineastas, productores, actores, escritores, etc., de nuestro bagaje fílmico que son, como el Innombrable, patrimonio de nuestro cine.

Comparte esta información con tu red