Se prevé que 135 millones de personas sufran este mal en 2050, la concienciación de la sociedad debe ser una prioridad

 

Barcelona, 17 de julio de 2017.- 44 millones de personas en todo el mundo sufre el mal de Alzheimer. En España, se calcula unos 800.000 enfermos, muchos de ellos sin diagnosticar. Lepant Residencial cuenta con 180 residentes, el 60% de ellos tienen Alzheimer. La cifra de afectados a nivel internacional se prevé que en 2050 llegue a afectar a 135 millones de personas, lo cual hace necesaria la concienciación de la sociedad para saber qué es esta enfermedad y cómo afecta a quienes la sufren y sus familias.

Con este objetivo, Jordi Robert ha contado en un cortometraje la historia de su madre. Eladia. Una sonrisa, una caricia, un beso sigue el día a día de la demencia que sufre la progenitora del director junto a otros millones de enfermos. En un formato tríptico, el corto une imágenes familiares en Super 8, fotografías históricas cedidas por la familia y material nuevo rodado en la residencia Lepant Residencial de Barcelona donde vive Eladia. Al video lo acompaña una voz en off donde el propio Jordi Robert relata el proceso que ha sufrido su madre desde que comenzó a perder la memoria con simples despistes hasta ahora, haciendo una reflexión final sobre esta enfermedad.

“El director supo plasmar con gran acierto la evolución de esta demencia en tan sólo unos minutos que dura el corto. Con mucho amor y gran delicadeza, Jordi explica, a través de la experiencia con su madre, las diferentes fases por la que pasa un enfermo de una enfermedad neurodegenerativa. El documento refleja cómo al principio del Alzheimer el paciente disimula o relativiza los olvidos, quitándole importancia, para no preocupar a la familia; cómo a media que avanza, el paciente va perdiendo la percepción de la realidad y va adentrándose en su propio mundo en el cual vuelve a ser joven y vuelve a tener a sus padres al lado; y como en fases más avanzadas, va adquiriendo más importancia el contacto físico, las caricias, los abrazos. Al final, las muestras de afecto tienen mucho más peso que una palabra, para ellos vacía, pues su enfermedad no les permite encontrar el significado”, explica Alba Ribas, psicóloga de Lepant Residencial.

Eladia. Una sonrisa, una caricia, un beso ha sido finalista en la 15 edición de JamesonNotodofilmfest que se celebró el pasado 15 de junio. Este cortometraje se une a otros proyectos para concienciar de este mal de Alzheimer como la CEAFA, la Fundación Pasqual Maragall o la campaña publicitaria Comparte para no Olvidar recientemente premiado con el ASPID de Oro que borraba las publicaciones de Facebook emulando los efectos de la enfermedad.

Puedes ver el cortometraje Eladia. Una sonrisa, una caricia, un beso en el siguiente enlace – http://www.hands-onmedia.com/?portfolio_page=eladia

 

Comparte esta información con tu red