Telecinco empieza la grabación de su serie cómica “El pueblo” que se rueda íntegramente en localizaciones naturales y urbanas de la provincia de Soria.

“El pueblo” aborda en clave de humor la adaptación de un grupo de urbanitas al duro entorno campestre castellano tras instalarse en un pueblo semiabandonado.

“Estrés, atascos, contaminación, hipotecas imposibles de pagar… ¿Por qué no empezamos desde cero en un entorno más sencillo, en una localidad con muy pocos habitantes que ofrece vivienda gratis a los recién llegados? ¿Cómo sería la vida sin tantas presiones y más en contacto con la naturaleza? ¿Por qué no dejamos la ciudad y empezamos una nueva vida en… ‘El pueblo’? Con este planteamiento se inician las tramas de la nueva comedia que Telecinco y Contubernio han comenzado a grabar este mes, un proyecto avalado por la amplia experiencia en el género de sus creadores, artífices de la comedia con mayor éxito en la televisión actual: ‘La que se avecina’.

Creada por Alberto Caballero, Julián Sastre y Nando Abad y con el apoyo en los guiones de Daniel Deorador y Araceli Álvarez de Sotomayor, el equipo titular de ‘La que se avecina’‘El pueblo’ relata la historia de un grupo de urbanitas que deciden instalarse en una aldea semi abandonada de Castilla con el sueño de disfrutar de una mayor calidad de vida en una localidad pequeña y con un ritmo menos enloquecido que el de la ciudad. Sin embargo, su adaptación al entorno y sus relaciones con sus nuevos vecinos no siempre serán fáciles,circunstancias que tejerán un divertido relato de ‘peces fuera del agua’ y pondrán de manifiesto las singularidades y contradicciones entre el mundo urbano y el mundo rural.
Alberto Caballero explica que la idea original de la serie surgió “porque la mía es una generación estresada y con fantasías escapistas, con una frase típica que es todo un running gag: ‘Un día lo mando todo a la mierda y me voy a vivir a la playa o al campo” y añade que el punto de partida de las tramas surge de la formulación de una pregunta: “Si realmente hicieras ese cambio de vida, ¿qué supondría?”.
La serie es además “nuestro primer proyecto de colaboración con un grupo de guionistas de comedia con mucha experiencia, como Julián Sastre y Nando Abad. Creativamente está siendo interesante y además es divertido estar viviendo en el mismo ‘decorado’ donde haces la serie. Se crea un ambiente especial”.
Santi Millán (‘Chiringuito de Pepe’), Carlos Areces (‘Balada triste de trompeta’), Ingrid Rubio (Premio Goya a la Mejor Actriz Revelación por ‘Más allá del jardín’ en 1997) y María Hervás (‘Gym Tony’) encabezan el equipo artístico de esta nueva ficción, que también cuenta con la participación de Norma Ruiz (‘Yo soy Bea’), Raúl Fernández (‘Verano frío’), Daniel Pérez Prada (‘Carlos, Rey Emperador’), Ruth Díaz (nominada al Goya al Goya a la Mejor Actriz Revelación por ‘Tarde para la ira’ en 2017), Elisa Drabben (‘Los Totenwackers’), Felipe Vélez (nominado al Goya al Mejor Actor Secundario por ‘A cambio de nada’ en 2016), Jairo Sánchez (‘Bounty Hunters’), Blanca Rodríguez (‘Cuatro estaciones en La Habana’), Ángel Jodrá (‘Cuéntame cómo pasó’), Vicente Gil (‘Punta Escarlata’), Empar Ferrer (‘Amar es para siempre’), Javier Losán (‘Sin tetas no hay paraíso’) y Jordi Vilches (nominado al Goya al Mejor Actor Revelación por ‘Krámpack’ en 2000).
Alberto y Laura Caballero y Roberto Monge (‘Aída’) están al frente de la dirección de esta comedia existencialista, que se rodará íntegramente en escenarios naturales y urbanos de la provincia de Soria. “La mayor ventaja de rodar todos en escenarios naturales es el realismo. No hay un solo plano dentro de plató y no creo que lo haya”, explica Alberto Caballero. “Soria reúne todos los requisitos para la grabación de ‘El pueblo’: estética, escasa población y la predisposición maravillosa de su gente”.
Considera, además, que este movimiento de vuelta a los pueblos “es un grito de socorro de la gente, ya que esta vida urbana -estresante, ruidosa, incómoda y superpoblada- no le sienta bien a nadie”.
Un pueblo castellano, nueva residencia de un grupo de urbanitas
Insatisfacción personal, la crisis económica y la búsqueda de inspiración y tranquilidad son algunas de las razones que llevan a un variopinto grupo de urbanitas a abandonar la ciudad para fijar su residencia en Peñafría, una localidad soriana amenazada por la despoblación que ofrece todo tipo de facilidades a los recién llegados. Allí tendrán que iniciar una convivencia en comunidad, adaptarse a costumbres muy diferentes y forjarse una nueva vida.
La aclimatación al estilo de ese nuevo entorno rural no será nada fácil para los forasteros, ya que tendrán que afrontar múltiples dificultades en cuestiones agrícolas y ganaderas, así como rivalidades, odios, amistades y amores inesperados. Los nuevos vecinos que llegarán a Peñafría serán:
⦁ Moncho (Santi Millán) y Ruth (Ingrid Rubio), una pareja idealista, solidaria e entusiasta que junto a su hijo llegan al pueblo con la pretensión de crear una ecoaldea sostenible.
⦁ Pablo (Raúl Fernández) y Nacho (Daniel Pérez Prada), dos amigos. Pablo decide cambiar radicalmente de vida tras una crisis existencial que podría afectar a su relación con su novia Isa (Norma Ruiz), inmersa en los preparativos de su boda; y Nacho, obsesivo y neurótico, acepta vivir en el pueblo -aunque odia el campo y los bichos- porque no quiere estar lejos de su amigo.
⦁ Laura (Ruth Díaz) y Macarena (Elisa Drabben), una madre soltera y luchadora y su hija adolescente que tratarán de ganar dinero en medio de la nada.
 Juanjo (Carlos Areces) y Amaya (María Hervás), un constructor arruinado decidido a volver a levantar su imperio y su novia, una joven superficial y materialista.
⦁ Elisa (Blanca Rodríguez) y Gustavo (Jairo Sánchez), una mujer sociable con problemas de salud y su hijo treintañero hipster e inmaduro.
 Echegui (Felipe Vélez), un viejo rockero en busca de inspiración para un gran disco que tiene como representante a Chicho (Jordi Vilches)
Testigos de sus vicisitudes y excentricidades serán Cándido (Ángel Jodrá), el amable y bonachón alcalde del pueblo, El Ovejas (Javier Losán), un introvertido pastor con poca experiencia en las relaciones sociales, y Arsacio (Vicente Gil) y María (Empar Ferrer), un matrimonio conservador y tradicional

 

Comparte esta información con tu red