El Consumer Electronic Show, el llamado CES de Las Vegas, es una auténtica muestra de lo que hay y de lo que se verá en dispositivos electrónicos en todas las áreas de nuestra vida cotidiana, como usuarios o consumidores.
Aunque, debamos tener en cuenta que en un par de meses tendremos una gran feria del móvil en Barcelona, ​​donde también podremos recuperar muchas de estas novedades, el CES se nos presenta como una oportunidad para empezar el año “haciendo boca” de lo que nos presentará el mercadoa, en electrodomésticos conectados, o en la línea del “coche inteligente”.
También en monitores televisivos se nos presenta la coreana LG, con una pantalla de 19 pulgadas q se puede enrollar o pantallas de televisión que ya llegan a una resolución de 8k, o los ordenadores lenovo extremandament delgados y de mínimo peso.
También hemos seguido referencias a un dron que permite transportar a una persona con su equipamiento siempre que no superen los 100 kilos de peso, y hemos anotado que tiene una autonomía de hasta 23 minutos de duración. El aparato sería controlado con una tableta sin que el ocupante tenga que preocuparse de casi nada.
De hecho son conceptos que iremos incorporando a la vida futura, sin casi ser demasiado conscientes, como ha ocurrido con los móviles y todas las aplicaciones derivadas.
En este CES se nos ha hablado también de coches inteligentes Y futuristas de hasta mil caballos, que pueden pasar de 0 a 100 km por hora en pocos segundos, o una cama que nos permitirá controlar todas las variables, pautas de sueño, movimientos involuntarios o ritmo cardiaco de la persona o personas que duermen, y que se podrá seguir al día siguiente a través de una aplicación en el teléfono, o el refrigerador de Samsung, que dispone de un panel frontal donde anotar las cosas que faltan en la nevera. Este mismo modelo, incorpora una cámara en el interior que cada vez que cerramos la puerta nos envía una fotografía en el móvil para saber que tenemos y que falta en la nevera y podemos programar la propia nevera para que pida al supermercado lo que falta en cada momento … ¿Sorprendente todo?
El internet de las cosas, de la que se ha hablado ampliamente ya está aqui., .. Pero de hecho, también es el internet de las personas porque nos cambia modelos de comportamiento y de relaciones.
Una pareja “hiperconectada” me contaban que compartían en un programa una lista de compras de manera que cuando algias iba al super hacía la compra de lo que faltaba. Cuando uno decía, por ejemplo, “he quedado que vamos a ver a mis padres” el otro le pedía “anótalo en el google calendar”. Sería muy ingenuo pensar que el internet de las cosas, es sólo de las cosas, porque detrás de cada cosa hay personas que tienen unos comportamientos, hábitos, rutinas ..

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas