href=”https://areavisual.org/wp-content/uploads/2013/04/triptic-rousi-marc1.jpg”>

8 de abril del 2013. La soprano de raíz hindú Roser Ferrer-Morató cuenta con un versátil repertorio y destaca por su especialización en habaneras de salón. Como muestra podemos mencionar su reciente disco “Dedicado a las Señoritas de la Habana”, coproducción de Columna Música y Catalunya Música, que junto al gran pianista cubano Cecílio Tieles le ha reportado destacada aceptación por parte de público y crítica. Roser creció en la localidad de Palafrugell (Girona), población muy vinculada a este género musical.

La cantante trabaja de forma estable el repertorio de habaneras líricas. Por este motivo ahora es protagonista de un interesante documental que explica el origen de la habanera a través de sus recuerdos.
Este documental es un viaje en barco, cargado de melodías exóticas y cantos de la Cuba colonial. Expone las influencias europeas que tuvo el fenómeno musical “La Contradanza” en la isla de Cuba, de qué manera nacieron las primeras músicas a ritmo de 2×4 y cómo llegó a convertirse en canción criolla o danza lenta (actualmente llamada habanera). El viaje melódico por ultramar no se detiene, continúa navegando rumbo a la península ibérica y, en el caso de Cataluña, recrea como se incluyen estas habaneras dentro de las tabernas, y así se centra en una de las primeras cantadas más representativas: Cantada de Habaneras de Calella de Palafrugell, fundada por Ernest Morató, precisamente familiar de la soprano palafrugellenca.


Foto: Ricard Alonso per agència “Scena è Pronta”.

Este camino musical de doble influencia, que explica un fenómeno cultural, se desarrolla a partir de la realidad vivida desde la niñez de Roser. El documento recoge las sensaciones que experimentó la cantante: los primeros acordes y ritmos a 2×4 que escuchó en la arena, los pies mojados en el agua del mar, la brisa y el perfume de la sal, el olor a rom “cremat” que percibía en este momento y los cantos de una soprano cubana. Todas aquellas emociones impulsaron a Roser Ferrer-Morató a ser cantante lírica y a adentrarse en los diferentes estilos de habaneras, como es el caso de las Cubanas (o de salón), junto a Cecilio Tieles al piano, las habaneras aflamencadas típicas de Cádiz o Sevilla, junto al guitarrista flamenco Paco Escobar, o bien en la nueva composición de éste género, trabajando así junto al compositor y músico Antoni Mas.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas