COPRODUCCION MEXICANO / ESPAÑOLA FUE PREMIADA
EN EL FESTIVAL DE CINE DE MAR DEL PLATA

por Carlos Hugo Aztarain

El andar de un grupo de migrantes guatemaltecos que busca llegar a Estados Unidos,
previo paso por México, para encontrar mejor posibilidades de vida; es la historia que
nos narra el español Diego Quemada-Diez en su largometraje “La jaula de Oro”. Esta
película de denuncia recibió el máximo galardon de la 28 edición del Festival Internac.
de Cine de Mar del Plata. El premio le fue entregado a su productor Ehber Castro
González por el siempre sonriente vicepresidente del gobierno argentino Sr. Amado
Boudou. “La jaula de oro” recibió, asimismo, otras cuatro distinciones el premio
Cinecolor, el de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina, ADF a la
mejor fotografía y el premio Signis.
Con la elección de esta película, el jurado presidido por el cineasta coreano Bong Joo-
ho, el Astor de Plata a la mejor dirección y guión fue para la realizadora venezolana
Mariana Rondón por “Pelo malo” (ya galardonada en San Sebastián), dicho premio
fue retirado por la actriz Samantha Castillo. La actriz española Mirian Alvarez fue
premiada por su trabajo en el film “La herida”; mientras el de mejor actor se concedió
a Vincent Mecaigne por su labor en “La bataille de Solférino”. El premio especial del
jurado fue para la excelente “Little Feet”, de Alexandre Rockwell y una mención
para el film iraní “The Bright Day”, de Hossein Shabibi. Por su parte el mejor largo
Latinoamericano se brindó a “Los insólitos peces gato”, de la mexicana Claudia
Sainte-Luce, y como mejor corto iberoamericano “Nadie especial”, de Juan A.Ramírez.
Como mejor película argentina fue considerada “La utilidad de un revistero”, de
Adriano Salgado. Premiada también Ada Frontini realizadora de “Escuela de sordos”,
un filme que cuenta la epopoya de una maestra de sordos en la provincia argentina de
Córdoba. Mejor corto argentino el de Natural Arpaju, ya acostumbrada a ganar premio
tras premio en diversos Festivales, y esta vez lo hizo con “Espacio personal”. El
importante premio Work in Progess (proyecto filmico aún no terminado) fue para “El
patrón”, de Sebastián Schindel. Hubo premios extras también para “Miramar”, de
Fernando Sarquís y “Necrofobia”, de Daniel de la Vega. Varios galardones también
al director argentino José Campusano, un experto en reflejar la realidad de su país.
Al inicio de la gala de clausura pudimos disfrutar del trabajo y canciones (interpretadas
por uno de los iconos del cine y teatros,ya fallecida, Tita Merello) por la incomparable
actriz Virgina Innocenti. El teatro Auditorium de la ciudad marplatense colamado de
público aplaudió con fuerza a el veterano cineasta José Martínez-Suarez, presidente
del Festival, en esta edición acompañado por un buen conocedor y profesional
el director Fernando Spiner quienes junto a un grupo de excelentes programadores
lograron realizar un atractivo Festival (aunque quizá “excedido” en cantidad de films,
mas de 400) con películas para todos los gustos. Las clases magistrales brindadas por
el francés Pierre Etaix, el americano John Landis, y el respetado y querido actor
Ricardo Darín, entre otros fueron multitudinarias y seguidas por un público avido
y joven con muchos estudiantes de cine de todo el país. Diariamente fueron
presentados numerosas publicaciones y libros de cine y conferencias interesantes.
Y cerró la noche con la actual presidenta del INCAA, Liliana Mazure, quién en
pocos días asumirá como diputada por el partido Frente para la Victoria y
recalcó que la vida del Festival “está garantizada”, y prometió seguir asistendo
al Certamen. El brindis final celebrado entre muchas copas y buen coctail,
hora de despedidas, se celebró en Tio Curzio, frente al imponente marco de
las playas de esta magnifíca ciudad turística.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas