Esta semana se ha celebrado la 26ª edición de Le Rendez Vous de TV France Internacional, este año en formato 100% digital. Un mercado que ha ofrecido muchas lecciones sobre el presente y futuro de la industria audiovisual en todo el mundo, y que se pueden resumir en dos: Primera, que cuando hay herramientas potentes de promoción y estrategias muy bien trabajadas, la internacionalización de los contenidos audiovisuales obtiene resultados exitosos. Y la segunda, que estamos ante un cambio de paradigma del mercado mundial del audiovisual con la entrada de las plataformas de SVOD y VOD, que introducen más complejidad, más dificultades al acceso a varias ventanas de difusión para un mismo contenido, y que suponen una aceleración de la concurrencia de contenidos que compiten en las adquisiciones de derechos de emisión o difusión.
Las cifras de esta edición virtual han demostrado el exitoso esfuerzo para mantener una muy elevada participación de profesionales internacionales de adquisiciones acreditados -353- y una numerosa oferta de nuevos contenidos -más de 500. Una elevada cifra sobre todo y tenemos en contó el grave impacto de la pandemia en los rodajes durante este último medio año.

Entre los compradores internacionales cabe destacar la presencia de canales mexicanos, argentinos, norteamericanos, catalanes, brasileños, colombianos o españoles, como TV Azteca, Canal Encuentro, Hola, TV3, Globosat, Caracol Televisión, TVE o la plataforma Filmin.

Como ya habíamos avanzado en un anterior artículo, las presentaciones y conferencias han tenido que realizar por streaming en un plató en París, ambientado en la estética veraniega de la ciudad vasco-francesa de Biarritz. Unas emisiones que han incorporado la novedad de 14 pitchings de proyectos de documentales. Asimismo, se ha incluido la entrega de los Prix Export a las producciones con más éxito en su internacionalización, como ha sido el caso del documental “Le cine dans l’oeil de Magnum” o la serie “Le Bureau des Légendes”, que protagonizaron algunos de las cenas temáticas de las últimas ediciones del Rendez Vous celebradas en Biarritz. Una muestra más de la fórmula exitosa de este mercado internacional, situado estratégicamente en el calendario el mes anterior a la celebración de los MIPCOM de Cannes.


El éxito francés en un entorno internacional que cambia de paradigma

En este Rendez Vous de TV France International se presentaron dos informes. Uno que ya se ha convertido en tradicional, sobre los resultados internacionales del audiovisual francés el año anterior, y la situación del audiovisual francés a la oferta VOD mundial. Este último estudio, elaborado por Ampere Analysis para el CNC, es el resultado del análisis de 230 plataformas de contenidos audiovisuales por suscripción y / o demanda de 49 estados de todo el mundo y, además con datos muy actuales: las del mes de julio de este año.

El ranking de países con más contenidos en estas plataformas lo lidera -hacia sorpresa- los EE. UU., seguido de Japón y el Reino Unido, con Francia con 7º lugar, muy distanciado de España, con una presencia por debajo del 50% de la francesa, que tiene como principales mercados el norteamericano y el británico. En cuanto tipologías de contenidos, los de ficción van muy por delante de los documentales y la animación. Más interesante, sin embargo, es la evolución del escenario de compras internacionales. Así, mientras en países europeos como la misma Francia, Alemania o el Reino Unido las compras para emisiones lineales triplican o quintuplican las de las destinadas a plataformas, en Estados Unidos solo ligeramente por delante: 773 ante las 579 para las plataformas VOD / SVOD. En cuanto a los su origen territorial y tipología, los principales países productores de documentales para las plataformas son Gran Bretaña, EE. UU. y Francia; de animación son los EE. UU., Japón y Francia; y de ficción, encabeza China, seguida por EE. UU. y Gran Bretaña, quedando Francia como quinta, detrás de Alemania.

Imagen de la visualización de la serie ganadora de los Prix Export en la plataforma Screenopsis, que pone a disposición de los compradores internacionales más de 15.000 obras francesas.

Los resultados de la internacionalización del audiovisual francés han vuelto a ser muy positivos en 2019. Como afirmó en la presentación del estudio elaborado conjuntamente con el CNC, el presidente de TV France International Hervé Michel “los resultados confirman el aumento de la apetencia del mundo por los productos franceses”. Con respecto a las cifras, la internacionalización de la producción audiovisual francesa ha significado unos 325,3 M de euros de negocio (sumando ventas, prebendas y participaciones en coproducciones) de los que más de 42 millones han sido de ventas para plataformas digitales. A esta cifra habría que sumar otra de gran magnitud: los 131 millones de euros ingresados ​​por Francia en gastos de rodajes, postproducción y VFX de producciones internacionales que se han visto beneficiadas de las importantes deducciones fiscales (un 30% en todas las modalidades). En cuanto la tipología de contenidos, mientras la animación y los documentales lograron mejores cifras de negocio que en 2018, la ficción ha tenido un ligero retroceso, atenuado por las ventas en las plataformas, que ya suponen más del 21% de la venta de derechos internacionales de explotación. En cuanto al destino de la producción francesa, sigue siendo Europa el principal destino, seguida de EE.UU, pero ya con China y países vecinos a la tercera posición. Una demostración más de que la lengua de producción no es un elemento que condicione la comercialización internacional.

Más allá de las cifras, las conclusiones de este estudio conjunto de France TV International y el CNC son de gran interés a la hora de entender el actual escenario del mercado internacional del audiovisual: nos encontramos con un cambio de paradigma con la entrada de las plataformas de streaming, definido por los siguientes factores: aceleración de la concurrencia (todo va más deprisa); búsqueda de contenidos nuevos (hay mucha oferta de contenidos similares); vida más corta de los catálogos (por la creciente oferta de novedades que piden paso); dificultad de acceder a ventanas varias (una fórmula tradicional en la comercialización de los contenidos audiovisuales ahora amenazada por la creciente exigencia de contratos de exclusividad por parte de las plataformas mundiales); y como resumen de todo ello, una complejidad creciente en la negociación de las ventas internacionales.

La estrategia continuada de las instituciones públicas y la propia industria audiovisual francesas para su presencia en el mundo es un ejemplo para el resto de países, más aún en este nuevo escenario de cambios que hemos dibujado antes. Como reflexionaba Hervé Michel en este Rendez Vous, “en un momento en que el consumo de contenidos a las pantallas es mayor que nunca en todas partes, el audiovisual -hay recordarlo? – es un objeto mayormente de soft power y competencia internacional”.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas