Una historia sobre los sufrimientos del pueblo kurdo, dirigida por Huseyin Karabey, obtuvo el Astor de Oro,màximo premio del Festival de Cine de Mar del Plata que acaba de finalizar. Hubo en la ceremonia de cierre quizà demasiados galardones en un intento de dejar contentos a gran parte de los numerosos films proyectados,
y ese fue uno de los errores: hubo demasiados tìtulos, casi 400 muchos de ellos exhibidos una sola vez, y conseguir una entrada fue -muchas veces- tarea imposible. Hubo, eso sì, material para todos los gustos: films para los mas pequeños ( sección Mar de Chicos), para los seguidores del cine de terror, los años 80, la mùsica rockera, el experimental de paso reducido, los nostalgicos del viejo cine nacional (con copias restauradas por INCAA TV, una verdadera maravilla), y también mesas redondas, ponencias politicos-institucionales paralelas al encuentro, Masters Class de conocidas personalidades, y una exhaustiva presentación de libros para satisfacer al lector cinematogràfico.En definitiva, un Festival muy completo y atrayente donde el público volvió .como en años anteriores- a ser el màximo protagonista.Di El premiado cineasta turco Huseyin Karabey agradeciò ka calidez de la audiencia y dijo que admiraba a los argentinos por su personalidad, y ser para el un paìs inspirador. El premio al mejor guión recayó en “Le Maraviglie”, de la italiana Alice Rohrwacher (film ya premiado en mato último en Cannes), El premio al mejor actor fue para el coreano Park Jun gbum, por su oersonaje en el film “Alive”, que también dirigiò, El Astor de Oro como mejor director se concedió al cineasta francès Mathieu Amalric por su película “La habitaciòn azul”, y el premio a la mejor actriz recayò en Negar Javaherian por su trabajo en el film “Melbourne”, del
iranì Nima Javidi. El jurado del Festival, presidido por el norteamericano Paul Schrader, entregó también una menciòn especial a ka fotografía de la película portuguesa “Cavalo Dinheiro”, de Pedro Costa.
El mejor cortometraje latinoamericano fue “Naranjas”, del colombiano Iván Gaona, y como mejor largo resultò ganador “Branco sai preto fica”, de Adirley Queiròs (Brasil). En la competencia argentina, como director ganó Adriàn Biniez por su filme “El 5 de Talleres”. Como mejor película fue premiada “Su realidad”, de Mariano Galperín, y una mención especial a la interesante “Salud rural”, de Darío Doria. El mejor corto argentino fue considerado “Zombies”, de Sebastiàn Dietsch, y el mejor director de cortometraje fue Gastòn Siriczman por “Nueve segundos”. El mejor proyecto “Work in progress” (largometraje en preparación argentino) fue para
“Soley”, de Manuel Abramovich, una primera mención recibiò “Veredas”, de Fernando Grisenti, y una segunda menciòn al proyecto “Madre de los dioses”, de Pablo Agüero.
Entre los premios no oficiales la DAC (Directores Argentinos Cinematogràficos) entregò su galardón al film “Aventurera”, de Leonardo D´Antoni. El premio Fox fue para “Salud rural”, de Darìo Doria, film que también galardonó Argentores (Sociedad General de Autores de Argentina), La Asociación de Cronistas coincidiò
con el premio mayor entregandolo a “Come to my voice”, de Huseyin Karabey, La Asociación Argentina de Actores premió a la actriz Sofía Brito por su trabajo en “El hijo buscado”, de Danilo Galeano, y como mejor actor a German de Silva por su interpretación en “El patrón, radiografía de un crimen”, de Sebastiàn Schindel.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas