Siempre es bueno saber que las universidades se preocupan y se inquietan por los cambios ocurridos por la era digital. La Universidad de Sevilla ha organizado un encuentro con profesionales de la industria para contar con la opinión de la parte empresarial, centrado en los desafíos que el nuevo escenario digital plantea a autoridades y compañías en relación a la protección de menores. Algunos de los temas que se abordaron fueron los nuevos modelos de distribución, las estrategias del sector y los contenidos audiovisuales destinados para menores. La mayor reflexión se centró en como como educar en valores con perspectiva de género.

 

Las nuevas formas de distribución de contenidos

Los contenidos educativos o ludo educativos han estado habitualmente en la televisión pública y lo seguirán hasta que la TDT se renueve y se adapte a la era de la red y de la interactividad con el usuario. La televisión privada convencional tiene unos objetivos comerciales, aunque poco a poco ve erosionarse su audiencia por el consumo bajo demanda (VoD) y la ido relegando a cadenas temáticas infantiles. Ambas buscan programar series predispuestas a generar abultadas facturaciones en productos derivados, es decir todo el Licensing & Merchandising. Clan TV de RTVE es el faro en España y la de mayor audiencia en España para esos menesteres.

Por suerte, las cadenas se han dado cuenta y están dando pasos para no terminar muriendo. Internet tiene más contenido y mejor. Sin embargo, es un gran peligro para los menores surfear sin control parental y sin limitaciones por un océano infinito de todo tipo de contenidos incluida la pornografía.

El aluvión de OTTs (Plataformas VoD) que han aparecido recientemente en el mercado español, ha sido invasivo y todo apunta a que aún no ha acabado. Aunque las plataformas no dan cifras oficiales, se estima que Prime Video, Netflix y HBO suman más de 3 millones de suscriptores en España. Esto ha generado una respuesta por parte de las tres cadenas en abierto (TVE, A3, T5): LOVEStv. Supone una apuesta de valor añadido a la oferta de la televisión en abierto con una experiencia de usuario más completa a través de los servicios que ofrece la tecnología HbbTV con solo pulsar el botón azul. Una extraña alianza, poco natural y con intereses diferentes. De momento ha sido lanzada de una forma bastante discreta a mediado de junio. Esta esta primera versión contemplará la visualización de los contenidos de la última semana, la posibilidad de comenzar un programa desde su inicio, aunque éste ya hubiera empezado en la emisión lineal, una guía de programación mejorada o la posibilidad de recomendar contenidos, entre otras funcionalidades, que se verán incrementadas en desarrollos posteriores

Cada una de las plataformas de streaming cubre una necesidad diferente de sus usuarios. Netflix y Rakuten TV, por ejemplo, son para espectadores dados a los maratones de series, mientras HBO España y Sky se centran más en la emisión semanal. Filmin se orienta hacia aficionados al cine independiente, europeo y asiático, y Amazon está ampliando poco a poco su catálogo de producciones propias. Todas ellas buscarán también atraer la franja infantil y juvenil con una importante oferta infantil disponible con opciones para todos los gustos y bolsillos. Esto les da un poder de información de inspiración sobre sus audiencias infantiles, para la creación de juguetes licenciados. Asimismo, lo utilizan como herramientas para saber qué contenidos gustan al público infantil y qué personajes siguen para atraer los profesionales del sector del videojuego y del juguete.

 

Cambios de hábitos de consumo.

 

La televisión lineal en abierto en la que han acampado varias generaciones, está indudablemente amenazada por el gran cambio en los hábitos de consumo audiovisual. Se debe principalmente a las nuevas plataformas digitales y los servicios de streaming, ya que ofrecen una experiencia diferente y permiten al espectador escoger qué quieren ver, cuándo y dónde. Estas nuevas ventanas de consumo pueden hacer cambiar las dinámicas de algunas industrias, sobre todo las orientadas al mundo del entretenimiento.

La generación Z, los llamados nativos digitales que crecen con tablets, smartphones y pc’s a su alrededor. Aprenden a manejar las app’s antes que nadie y, fundamental, serán los clientes del futuro, que serán fidelizados desde bien pequeños. Se han ganado ya el acrónimo de ATAWADAC como consumidores digitales, que significa el consumo de contenidos en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier dispositivo y cualquier contenido. Esto ofrece a los menores un poder de acceso a la red de forma infinita y peligrosa.

 

Como proteger a los menores.

La autorregulación como un enfoque flexible y pragmático para asentarse en el entorno del consumo bajo demanda. Por ejemplo, Directiva sobre Servicios de Comunicación Audiovisual, actualmente bajo revisión, favorece la adopción de “códigos de conducta a nivel nacional para prevenir la incitación al odio y la protección frente a contenido dañino asegurando al mismo tiempo la libertad de acceso.

Sin embargo, en la práctica existe un solapamiento de competencias, donde los operadores eligen dónde establecerse dependiendo de las normas legales y de sus beneficios. Para contrarrestar esta práctica, Francia y Alemania han anunciado recientemente que aplicarán ciertos impuestos a los distribuidores de VOD establecidos fuera de sus territorios nacionales con el fin de promover las obras europeas.

Desde el sector apuntan que las aplicaciones de contenido 100% infantil brindan más seguridad tanto al niño como a la empresa, y éstas a su vez eliminan la posibilidad de aparecer en entornos no aptos para niños. Los padres, a su vez, también tienen más control sobre las aplicaciones y las pueden configurar a su gusto. Por ejemplo, Youtube Kids es una aplicación que ofrece un contenido 100% infantil. Esta aplicación es un producto diseñado desde su origen pensando en las familias y los más pequeños. Prueba de ello es la configuración personalizada que ofrece la aplicación, con herramientas como un temporizador para limitar el tiempo de uso de la aplicación.

Otro ejemplo es Netflix que ha cambiado la apariencia de su app para tablets pensando, exclusivamente, en los gustos de los pequeños. La interfaz se ha trabajado para que sea más manejable y sencilla y muestre un diseño más alegre y desenfadado. De hecho, una característica que gusta especialmente a los niños es la posibilidad de tener su propio perfil, un usuario único para ellos. Para los peques de la familia, resulta muy positivo poder configurar su propia cuenta, en la que tienen su lista, sus favoritos… y pueden administrar el contenido pensado para ellos. Además, con la creación de cada perfil, la plataforma pregunta si se trata de un menor, por lo que los contenidos que se le mostrarán ya estarán acotados a los aptos para su edad, pues serán los del apartado Kids. Netflix trabaja con Common Sense Media, una organización sin ánimo de lucro que ofrece valoraciones sobre contenidos audiovisuales y su adecuación al mundo infantil. Y, por supuesto, incluye otras herramientas muy del gusto de los progenitores, como la posibilidad de establecer un control parental o de ver las series en versión original.

Otras plataformas dividen sus contenidos por franjas de edad: para niños de 2 a 4 años; de 5 a 7, de 8 a 10, pero también tiene otros subgéneros que agilizan las posibles búsquedas, como aventuras, películas basadas en libros, comedias, ciencia ficción.

Clan TV ofrece también a los padres la tableta Clan una herramienta diseñada para facilitar y dar garantías de seguridad en el acercamiento de sus hijos a las nuevas tecnologías.

La protección de los menores y la generación de contenidos de calidad para menores dependerá de las propias plataformas y de sus códigos de conducta. Se ha de sumar el papel regulador de los gobiernos en un marco de corregulación acorde con las Leyes. Deberán incentivar y fomentar contenidos de calidad para niños y jóvenes etiquetados con listas blancas, adecuadas a la audiencia infantil. Se deberá fomentar el uso de mecanismos de control parental cuya responsabilidad pertenece a los padres que quieran conectar a sus hijos a entonos digitales protegidos y con contenidos de calidad, ya sean de pagados o gratuitos.

Quizás sea conveniente también establecer un sistema de calificación de las obras unido a un eficaz sistema de control parental con diferentes técnicas de filtrado.

Si estás leyendo este post, seguro que quieres triunfar en el mercado audiovisual internacional. Descubre cómo conseguirlo con el curso práctico y online sobre “Coproducción internacional de cine y televisión”. Una formación profesional que reúne lo que hemos aprendido en 30 años como consultores internacionales y coproductores. Más información: http://bit.ly/2iLhHm7

Paco Rodríguez fundó en 1990, PPM Multimedia donde pasó diez años trabajando en la distribución internacional, la financiación de coproducciones y en la producción ejecutiva de varias series de animación. Fue productor ejecutivo de varias series y siete largometrajes y director de Filmax Animation. Dirige actualmente Media Training & Consulting, empresa dedicada a la formación y la consultoría del sector audiovisual y cinematográfico, así como de contenidos digitales.

 

Comparte esta información con tu red