Esta mañana en la sección Cínema cocina, cada vez más afianzada en este festival, he tenido la fortuna de ver “De quijotes y semillas”, un documental cargado de conciencia y de poesía, de resistencia y romanticismo, en el que una verducleta; un viaje sostenible de 1.000 kilómetros que atraviesa parte de la España vaciada, desde Tudela a Marbella, pasando justo por el festival de cine.

Fruto del periplo surge esta poética roadmovie en la que sus hidalgos protagonistas plantan una huerta sobre una bicicleta haciendo de ella su rocín, por el camino conocerán gente de pueblos pequeños, pedanías, que los acojerán y juntos compartirán experiencias, vivencias, e intercambiarán semillas.

Un documental maravilloso, donde uno se plantea lo absurdo del materialismo, la pérdida de tiempo y con ello la vida, sin disfrutar de nuestras raíces, de nuestra tierra,

Tras esto ha tenido lugar la rueda de prensa, dirigida por Álvaro Muñoz, director de Lumen proyectos gastronómicos, con el director del documental Patxi Uriz y sus protagonistas el cocinero Santi Cordón y Alberto Marín, ambos alumnos de permacultura de Arboretum.

Un debate muy interesante en donde el público les ha propuesto incluso hasta dar conferencias por las escuelas para que los niños y jóvenes, tan ajenos al campo en la vida actual vuelvan a conocer el campo, la tierra, los olores y la paz y placer que ella puede aportarnos.