Con algo más de tranquilidad vamos a poner el foco en algunas cuestiones de la entrega de los cabezones ayer, en Madrid.

Enrique Gato logró su tercer Goya, dos como el mejor cortometraje cayeron años atrás y siempre gracias a “Tadeo Jones”

Dos de mis más insignes paisanos, es decir ciudadanos de L´Hospitalet de Llobregat y además del mismo barrio, de Santa Eulalia tuvieron especial protagonismo. Pepe Corbacho por sus críticas a la situación actual (alusión directa al aumento del IVA y los recortes) y Jordi Gasull al ir a recoger dos premios como guionista y como productor por “Las aventuras de Tadeo Jones”

En conjunto fue una de las peores galas que recuerdo, larga, con los montajes de las 4 películas nominadas al máximo galardón con Eva Hache incrustada, fueron muy poco ingeniosas y alargaron en exceso la velada. Hubo alusiones a la situación actual pero fueron bastante tibias, había como una sensación extraña, en la que predominaba el comedimiento. Posiblemente el más crítico fue precisamente el Presidente de la Academia, Enrique González Macho, en un discurso muy coherente.

Hubo tres grandes derrotados. Dos películas que se quedaron sin ningún premio: “El artista y la modelo” y “Carmina o revienta”. En este capítulo Antonio de la Torre uno de nuestros mejores actores merece mención, dado que optaba a dos premios y se fue sin ninguno de ellos.

De vergüenza ajena fue que lograra ser la mejor película iberoamericana el film cubano de zombis freaky “Juan de los muertos”.

Esto enlaza con mi siguiente reflexión. Dado que hubo lío en un momento dado cuando aparecieron dos sobres distintos con dos ganadores distintos en el tema de mejor canción, bueno sería que la Academia facilitara los votos exactos que tiene cada nominada en todas las categorías, de esta forma las dudas y la opacidad pasarían a mejor vida y además estos datos seguro que interesan a la audiencia.

Se dice que en RTVE no hay publicidad pero ayer una bebida refrescante light fue anunciada en reiteradas ocasiones.

Otra cuestión que no acaba de funcionar, por mucho que se intenta, en esta ceremonia, es la de los números musicales, habría que prepararlo mucho más o hacer otro planteamiento.

Este año quien no acaparó momentos de gloria fue Santiago Segura, un habitual.

Eva Hache volvió a naufragar como conductora, probablemente porque el guión no le daba muchas opciones de brillo, había algunos chispazos pero el tono general fue de perfil muy bajo, con bastante banalidad y expresiones chabacanas innecesarias en un programa como este.

En definitiva, hay mucho que mejorar para que en la próxima edición la fiesta del cine español sea entretenida y brillante.

Por lo demás, tras el revuelo generado en la gala de ayer, la Academia nos ha hecho llegar sus disculpas, por ello reproducimos íntegramente su nota de prensa.

La Academia de Cine quiere expresar públicamente sus disculpas a Pablo Cervantes Gutiérrez, Pablo José Fernández Brenes y Víctor M. Peinado, autores de la canción “Líneas Paralelas”, perteneciente a la banda sonora original de “Los niños salvajes” ante el error ocurrido durante la lectura del ganador en la categoría “Mejor Canción Original” en la Gala de los 27 Premios Goya celebrada en el día de ayer.

Esta institución es plenamente consciente de que este hecho ha provocado una enorme decepción a las personas afectadas, pero quiere reiterar que se ha debido a un error humano y asume la responsabilidad de lo ocurrido. En ningún momento ha habido ninguna irregularidad ni se ha vulnerado el protocolo de votación y entrega de los premios.

A los presentadores, cuando salen al escenario, se les entrega el sobre cerrado con el nombre del ganador y una cartulina en la que figura el nombre de la persona que recogerá el galardón en el caso de los finalistas que no hayan acudido a la ceremonia. En esta última nota, impresa en un cartón de igual tamaño que el que proclama el ganador, figura el título de la película, el nombre del ganador y quién recoge el trofeo.

Esta es una práctica habitual en la Gala de los Goya y se ha venido haciendo de esta manera en los últimos años para que en el momento de la entrega la persona que recibe sea correctamente identificada por el público.

En el caso de la categoría Mejor Canción Original, y debido a la lógica presión de una gala en directo, se leyó por error la cartulina a la que hacemos referencia, en lugar de la que se encontraba dentro del sobre lacrado. Al darse cuenta de la confusión, ambos presentadores rectificaron inmediatamente y se leyó el cartón correcto, contenido dentro del sobre de votación .

En cualquier caso, Academia de Cine quiere dejar muy claro los siguientes hechos:

– En ningún momento el protocolo de custodia del sobre cerrado se vulneró, de acuerdo con las normas del sistema de votación y entrega de los Premios Goya, que garantizan el absoluto secreto y limpieza en el sistema de elección de los ganadores.

– En las entregas de premios, sólo existe un sobre cerrado en el que se encuentra el nombre de la persona ganadora. La cartulina en la que se encuentra el nombre de la persona que recoge el premio es entregada de forma separada, pero es simplemente una información complementaria para identificar a la persona que recogería el galardón.

– Que el error acontecido en el día de ayer se debió a una lamentable confusión, comprensible en una gala en directo en la que se entregan un total de 28 galardones en un programa televisado en el que intervienen más de cincuenta presentadores y entregadores diferentes.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas