“DE JUEVES A DOMINGO”, LARGOMETRAJE CHILENO
FUE PREMIADO EN EL 19º FESTIVAL DE VALDIVIA
por Carlos Hugo Aztarain

Fueron seis días de numerosimas proyecciones de largos, documentales y cortos provenientes de todos los
rincones del mundo que obtuvieron una masiva afluencia de público, sobre todo jovenes, en diversas salas
repartidas en esta fría y acogedara ciudad de Valdivia, en el Sur de Chile. Un Festival que continua creciendo
no solo con destacada presencia de invitados internacionales, bajo la batuta de un experto en estas lídes
como es el chileno-italiano Bruno Bettati. A destacar, asimismo, la celebración de Australab, manejado por
Erick González (quién realiza también su trabajo en Tolouse y Cine en Construcción), al cual concurrieron
conocidos profesionales y distribuidores de la industria cinematográfica de varios países celebrando work-shops
y estableciendo meetings de ventas y futuras coproducciones.
El Festival abrio sus puertas con la proyección de la opera prima “Miguel San Miguel”, del realizador chileno
Matías Cruz, basada en la vida de un baterista de rock, que mas tarde seria la voz de una generación. A partir
de allí homenajes y retrospectivas, como asimismo recuperación de algunos clasicos del cine ocuparon las
pantallas. Merecida la retrospectiva al veterano director chileno Silvio Caiozzi a qién, personalmente, comenzé
a admirar -hace más de trinta años- por su magnifico largometraje “Julio comienza en Julio”, ganador por ese
entoces del Festival Iberoamericano de Huelva. De el se exhibió toda su filmografía dando oportunidad a los
jovenes espectadores de conocer sus trabajos siempre interesantes. Caiozzi tiene en preparacion su próximo
film “…Y de pronto el amanecer”, una hermosa historia a rodarse en la Patagonia chilena, donde uno de sus
probables protagonistas sería José Sacristán. Asimismo homenajeado el joven realizador uruguayo Pablo Stoll
reconocido por “25 watts” y “Whisky”, quién presentó sus mas recientes films “3” e “Hiroshima”. Un reconocido
recuerdo para el fallecido actor chileno, aunque realizó casi toda su carrera en Argentina, donde además
dirigió en la época del 60/70 las notables películas “Shunko”, “Alias Gardelito” y “La Raulito” y, posteriormente,
“Cuarteles de invierno”. Entre los clásicos pudieron verse desde “Ahí está el detalle”, protagonizada por el
inolvidable Mario Moreno “Cantinflas”; a “Enamorada”, del Indio Fernández, con la seductora María Félix, hasta
la aún vigente, pese a rodase en 1975, “¿Quién puede matar a un niño”?, del español-uruguayo Narcíso Ibañez
Serrador, entre otras.
Y…llegada la hora de los premios, la gala -que comenzó con los acostumbrados retrasos- y conducida por la
joven actriz chilena Ingrid Isensee juntoa Catalina Saavedra, los diversos jurados de los diferentes apartados
que compusieron el Certamen decidieron otorgar los siguienes galardones: mejor película “De jueves a domingo”,
de Dominga Sotomayor (ya exhibida en Rotterdam), una película seria y generosa que destila respeto por cada
uno de sus personajes y retrata con nitidez la desolación de un presente tan árido como el paisaje desertico de
su contundente final. En la sección internacional fue reconocida “Viola”, de Matías Piñeiro, con menciones a
“L`age Atomique”, de Héléna Klotz y “Polvo”, de Julio Hernandez Cordón. Como mejor largometraje chileno
fue premiado “Dónde vuelan los condores”, de Carlos Klein, un documental cinéfilo que estira la cuerda del
llamado “making off” para hacer algo intensamente personal e inteligente. El premio de la crítica fue para los
portugueses Jôao Pedro Rodríguez y Rui Guerra Da Mata por “La última vez que vi a Macau”, por su parte
el publico eligió con sus votos al film de la joven realizadora uruguaya Alicia Cano “El Bella Vista”, un
largometraje irregular pero efectivo en que mezcla el fútbol, los travestis y la religión. Como mejor cortometraje
latinoamericano se galardonó a “Gleisdreik”, de Maria José San Martín,y mejor cortometraje de Escuelas
de cine chileno a “San Juan”, de Claudia Huaiquimilla. El de Australab – premio Puentes- a “Lily and the Dragonflies”,
de René Guerra. Hubo también un premio del Fondo de desarrollo de guiones para “Niño nadie”,
de Fernando Guzzoni y producción de Paz Urrutia. Y, finalmente, la empresa Movecity concedió un
premio de U$S 25.000 dolares a “Carne de perro”, de Fernando Guzzoni (ya galardonada en San Sebastian)
con la compra de dicho largometraje para emisión panlatinoamericana.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas