Más allá de las secciones principales de un festival, algunos de los títulos más estimulantes por descubrir se esconden en los rincones más insospechados. Dentro de una programación rigurosa, que cuida cada apartado al detalle, una sorpresa aguarda prácticamente en cada rincón. A continuación, un pequeño compendio de películas imperdibles de nuestra programación:

Voie rapide, de Christophe Sahr

El tuning es a la vez reclamo y excusa de Voie rapide como película con tirón para el público juvenil. Sólo que detrás de este motivo, carne de Mtv, hay mucho más dónde rascar. Christophe Sahr realiza aquí un inquietante paralelismo entre el protagonista del film y su vehículo que coquetea por momentos con el cine de Cronenberg. Alex, protagonista del film, joven padre veinteañero reponedor de un supermercado tiene como válvula de escape su coche tuneado. Después de un desafortunado accidente, donde el coche se abolla, vehículo y joven empiezan a seguir un curioso camino común de destrucción. La moral y la cordura de Alex se van hundiendo al tiempo que la máquina va desmoronándose. Un proceso catártico con vetas oscuras y giros insospechados en una película que trasciende su apariencia de drama social para recorrer misteriosas carreteras secundarias en la mente de su protagonista.

El viernes 2 de noviembre a las 22.30 horas en el Teatro Alameda. Repite el jueves 8 de noviembre a las 22.15 horas en la Sala 1 de los Cines Alameda.

La Brindille, de Emmanuelle Millet

La Brindille aborda un suceso poco común pero del que se han registrado casos por todo el mundo. Una joven descubre con pasmo que está embarazada de cinco meses tras un desmayo (que de paso le hace perder el trabajo). Delgada y ágil, nada le hace sospechar de su estado. Pero lo interesante del film no es lo insólito del suceso, sino el modo en el que Millet aborda el embarazo no deseado de la joven protagonista, escapando de los lugares comunes habituales. La actitud desafiante de Sarah Dol, la embarazada desprevenida, es de huida hacia adelante y furiosa resistencia contenida. Es por eso que el final de La Brindille desencaja y sorprende: un gran desplante a la sensiblería y a la corrección política que bien merece la pena.

El sábado 3 de noviembre a las 19.45 horas en la Sala 3 de los Cines Avenida. El domingo 4 de noviembre a las 22.30 horas en la Sala 3 de los Cines Avenida.

Operation Libertad, de Nicolas Wadimoff

Nicolas Wadimoff estuvo este año en la Quincena de Realizadores de Cannes con esta película, que aprovecha la experiencia del director en la no ficción para jugar al mockumentary y echar mano de las texturas del video añejo. Utilizando el imaginario de los grupos revolucionarios que coparon los medios en los 70, Wadimoff retoma de alguna manera casos sonados como el secuestro de Patty Hearst a manos del Ejército Simbiótico de Liberación en 1974, tras el que la hija del magnate se unió a sus captores. Las tensiones entre los miembros de la propia célula armada y sus relaciones tormentosas (unidas a las eventualidades de llevar a cabo un secuestro sin experiencia) dan de sí un cóctel molotov fílmico que también pone en tela de juicio el idealismo combativo post-mayo del 68 enfrentado a las pequeñas miserias e instintos humanos.

El viernes 2 de noviembre a las 17 horas en el Teatro Alameda. Repite el domingo 4 de noviembre a las 22.30 horas en el Teatro Alameda (encuentro con el director).

My Brother the Devil, de Sally El-Hosaini

Premiada el Sundance, esta película retoma un viejo tema con un nuevo pulso fílmico. La alargada sombra de los hermanos mayores sobre los menores, cuando hay además violencia y redes criminales de por medio. Como en Little Odessa (James Gray) o American History X (Tony Kaye), pero protagonizada por dos hermanos londinenses de origen árabe, el hermano mayor introduce en el mundo de las pandillas al pequeño. El-Hosaini recorre la historia con una mirada ensimismada e impresionista (se ve el ascendente del cine americano en la línea de Terrence Malick), para terminar además llevando la trama por derroteros mucho más complejos cuando el hermano incitador de repente se replantea su sexualidad.

El viernes 2 de noviembre a las 20 horas en el Teatro Alameda. Repite el viernes 9 de noviembre a las 21.30 horas en Teatro Alameda.

Little Glory, de Vincent Lannoo

Después de experimentar con esa mezcla de falso documental, comedia y cine de terror que es Vampires, Vincent Lannoo se lanza al estudio de personajes, en una mirada desdramatizada a una familia ya no sólo disfuncional sino coja. El duro y a la vez cálido relato de Little Glory se mete en la historia de un adolescente (recién llegado a la mayoría de edad y haciendo sus pinitos en la delincuencia de poca monta) y su hermana de 8 años, que se quedan solos cuando su padre beodo pierde la vida en la obra. La lucha por mantener la custodia de la hermana sin ninguna pista de cómo lograrlo desembocan en un cúmulo de despropósitos y de situaciones a todas luces inadecuadas para una niña. Lannoo echa una mirada llena de matices a la complejidad de la personalidad humana y a los caminos nunca rectos de las relaciones entre las personas.

El viernes 2 de noviembre a las 17 horas en las salas 2, 3, 4 y 5 de Plaza de Armas.

Teatro Alameda Sevilla
Calle Crédito, 13 41002 Sevilla. T. +(34) 954 90 90 49

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida
Ir a la barra de herramientas