La cooperación internacional tiene un nombre señero: Segib (www.segib.org), un organismo internacional con sedes en distintas capitales latinoamericanas entre las que se encuentra Madrid. Su presidenta es Rebeca Grynspan y, en estos momentos, con el problema sanitario del Covid, ella ha sido  elegida para formar parte de un grupo selecto de think tank -dentro del G-20- para afrontar las pandemias en países latinoamericanos.

Por IÑAKI FERRERAS

Segib es sinónimo de cooperación internacional. El pensamiento de la presidenta de Segib al respecto de la cooperación internacional en el contexto de la pandèmia edl COVID se condensa en esta reflexión en el reputado semanario estadounidense Newsweek: “El presidente Joe Biden ha cumplido su promesa de volver a unirse a la OMS comprometiéndose con el multilateralismo en la respuesta al COVID, al unirse a la plataforma internacional de compra y distribución COVAX”. Aún reconociendo este esfuerzo, Rebeca Grynspan, explica “aún puede hacer mucho más para asegurar que todos, en todas partes, reciban la vacuna COVID rápidamente”.

Para la máxima responsable de SEGIB conseguir que las vacunas lleguen a los países iberoamericanos, considerados ahora en el grupo de renta media, es una prioridad máxima “El mundo está observando como las tres prometedoras vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca  se implementan en los países ricos»  -nos explica Rebeca Grynspan-.  Sin embargo, nos estamos preparando para otro fracaso importante en la respuesta global del COVID: las existencias de vacunas estadounidenses ya se están agotando y AstraZeneca no ha cumplido sus contratos para suministrar a la Unión Europea. En el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, se han encontrado nuevas variantes del virus, que son más contagiosas y posiblemente más mortales. Si no nos movemos rápidamente, es probable que las vacunas actuales ya no coincidan con las nuevas mutaciones”.

Rebeca Grynspan sube alto el pabellón iberoamericano, ya que con su mandato, la dirigente representa una forma de entender las relaciones iberoamericanas, en un marco de horizontalidad entre todos los países, donde tan importante es el de mayor población e influencia, como el más pequeño. La celebración en abril, en Andorra de la próxima Cumbre de Jefes de Estado -que organiza SEGIB- pone de relieve esta concepción avanzada de esta multilateralidad iberoamericana.

Rebeca Grynspan, presidenta de SEGIB.

Por último, otro reconocimiento para Rebeca Gryspan tiene que ver con su procedencia costaricense ya que Rebeca llega a la política de su país de origen a través de José María Figueres, el hijo del mítico Don Pepe Figueres, que liberó Costa Rica de la casta dominante (en una acción ejemplar) con una trayectoria no sólo política, sino también empresarial… y que aún hoy sigue siendo una referencia para quienes nos interesamos por los temas iberoamericanos (www.figueres.cr).

Hablemos de SEGIB

Hasta aquí, nos hemos referido al interés por Rebeca Gryspan al frente de SEGIB. Quizá este acrónimo, aún no sea muy conocido por todos: Segib, o Secretaría General Iberoamericana es un organismo internacional que apoya los 22 países que conforman la comunidad iberoamericana: los 19 de América Latina de lengua castellana y portuguesa, y los de la Península Ibérica con España, Portugal y Andorra. De hecho, hoy por hoy, es el único foro de convergencia a tan alto nivel de países con dirigentes de signos muy diversos. A la entidad se la asocia a la organización de las cumbres iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, pero es mucho más ya que impulsa la Cooperación Iberoamericana en ámbitos tan diversos como la educación, la cohesión social y la cultura.

Próxima cumbre en Andorra

Las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, se vienen desarrollando desde 1991. En esta primera reunión se  consagra ya la vocación de crear un espacio común de concertación política y de cooperación. Año tras año, se le va dotando a esta entidad de profundidad y contenido.

La Conferencia Iberoamericana tiene como eje central la celebración bienal (anual hasta 2014) de la Cumbre Iberoamericana, una reunión del más alto nivel político. Además de estas Cumbres de alto nivel se llevan a cabo reuniones específicas de Ministros de Relaciones Exteriores y existen diversos foros y encuentros entre empresarios, la sociedad civil, de parlamentarios, gobiernos locales y diferentes tipos de organizaciones paralelas.

Al cierre de la última Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno de Antigua, el país designado para ser anfitrión de la siguiente fue, Andorra, que asume la Secretaría Pro Témpore de la Conferencia Iberoamericana. Este pequeño país pirenaico mantendrá esta responsabilidad hasta la XXVII Cumbre que, debido a la situación de COVID-19, se aplazó para ser celebrada el próximo 21 de abril en Andorra.

Durante el ejercicio de la Secretaría Pro Témpore, Andorra ha coordinado, junto con SEGIB, todas las reuniones, foros y encuentros de la Conferencia, y ha promovido acciones de cooperación iberoamericana.

Sede de SEGIB en Madrid.

La XXVII Cumbre tiene como lema “La Innovación para el desarrollo sostenible – Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus”.

La Cooperación Iberoamericana

Ha habido la vocación de que las Cumbres no quedaran sólo en encuentros más o menos fastuosos sino que se ha buscado generar una auténtica cooperación Iberoamericana que generen resultados concretos que incidan directamente en el fortalecimiento de las políticas públicas de distintos sectores en cada nación. Estos resultados se consiguen a través de un diálogo político intergubernamental basado en la cooperación técnica (intercambio de buenas prácticas, creación de redes, participación en el diálogo político con quienes toman las decisiones, formación) y la cooperación financiera (a través por ejemplo de fondos concursables) para dar más y mejor respuesta a las necesidades de la ciudadanía iberoamericana.

En este ámbito es donde la SEGIB actúa como Plataforma de Apoyo a la Cooperación Iberoamericana para todos los actores del sistema: dinamiza los espacios iberoamericanos, coordina y genera sinergias, sigue y evalúa los Programas, y comparte resultados, a través de planes que se renuevan cada cuatro años. En estos planes se abordan temas importantes de esta cooperación como la inclusión social mejora de la gobernanza; el conocimiento, la educación superior, la igualdad de género; la cultura; el desarrollo sostenible y la innovación, el emprendimiento y la transformación digital.

En definitiva, una asociación multinacional para la defensa de los intereses de los diferentes países en muchos aspectos cooperativos, tan necesaria en un cada vez más mundo globalizado.

También en el Audiovisual

Pero SEGIB también actúa en el sector Audiovisual. Así, Ibermedia es un programa de estímulo a la coproducción de películas de ficción y documentales realizadas en la comunidad iberoamericana que «tiene una forma propia de contar sus historias…» En 1995, en el marco de la V Cumbre se se aprueba la creación de este programa para estimular la coproducción de películas de ficción y documentales realizadas en Iberoamérica.

Como nos explican en su propia web «Nuestra misión es trabajar para la creación de un espacio audiovisual iberoamericano por medio de ayudas financieras y a través de convocatorias que están abiertas a todos los productores independientes de cine de los países miembros de América Latina, España, Portugal y el recientemente incorporado Italia».

Ibermedia promueve la excelencia del cine en la comunidad, contribuye a la realización de proyectos audiovisuales dirigidos al mercado, fomenta la integración en redes de las empresas productoras para facilitar las coproducciones y ayuda a la formación continua de los profesionales de la producción y la gestión empresarial audiovisual a través de talleres, becas o seminarios, estímulo a la colaboración solidaria y a la utilización de nuevas tecnologías.

Desde que el logo de Ibermedia apareció por primera vez en 1998, el programa ha lanzado 29 convocatorias que nos ha permitido apoyar 948 proyectos de coproducción, contribuido a exhibir 298 películas y otorgado 2.842 becas de formación en todos los países de la comunidad. Y ,En total, lleva 108 millones de dólares invertidos en cine iberoamericano, lo que se traduce en 3.100 proyectos beneficiados gracias al Programa, más de 700 películas estrenadas y ayuda indirecta para 3.000 empresas y más de 10.000 profesionales de la producción y la gestión empresarial. A través de sus películas, Ibermedia ha estado presente en los principales festivales de cine de todo el mundo, consiguiendo también nominaciones al Óscar a la mejor película en lengua no inglesa.

Abrir chat
Contacta con nosotros, de manera rápida