64 SEMANA INTERNACIONAL DE CINE DE VALLADOLID
Una pobre sección oficial
La Seminci sigue viva, aunque este año la selección oficial y el palmarés hayan dejado mucho que desear. Pero ahí están sus retrospectivas, dedicadas al cine chino de reciente producción y el cine georgiano, su Punto de encuentro, su Tiempo de Historia, su Doc España, sus cortometrajes, su cine y vino, etc. Imposible llegar a todo sin embargo. Öndög / Huevo de dinosaurio, de Wanu Qua’an -espiga de oro y mejor fotografía-. La vida invisible de Eurídice Gusmão, de Karim Aïnouz, -espiga de plata y varios premios, entre ellos las actrices protagonistas, Fipresci, etc.- fueron los grandes triunfadores ante un jurado presidido por Josefina Molina y que incluía a Rosa Montero y al productor y fotógrafo francés Thierry Forte. También pudimos ver Pepicha, del argelina Mounia Meddour. premio Pilar Miró a nueva dirección, premio del público-, Ecchi / Eco, de Runar Runarsson -mejor director-, Le jeune Ahmed, de los hermanos Dardenne -premio al mejor guión, al mejor montaje-, el mejor filme de la competición, ya comentado a su paso por Cannes, Nonostante la Nebbia, de Goran Paskaljevic, un film demasiado sencillo, demasiado de encargo. Disfrutaba a manta con Intempeire, de Benito Zambrano, especie de western andaluz, filme inaugural y competición, con Luis Tosar, Luis Callejo, Vicente Romero, Kandido Uranga, … y aproveché para a ver y disfrutar con los abogados españoles La defensa, miedo la libertad, de Pilar Pérez Solano. Ahi vi también Un gato en la pared, de Mina Mileva y Vesela Kazakova, Un diván à Túnez, de manele Labidi, Bashata / El padre, de Kristina Grozeva & Petar Valchanov. Kiz Kardesler. D¡Emin Alper, El palo, de CArlos Polo, The farewell, de Lulu Wang, Hombres de piel dura, de José Celestino Campusano, etc., filmes de la competIción sin ninguna aportación. Conseguí ver algunos títulos de Punto de encuentro, como 36 horas, del argentino Néstor Mazzini, disceta película, y las nada estimulantes Ender der saison, de’Elmar Imanov, y la india Moothon, de Geetu Mohandas– – y episodios de la serie Vida perfecta, de Letícia Dolera, y la ópera prima de Micky Molina Un tiempo precioso.a. Dejar constancia que el premio Dunia Ayuso recayó en Greta Fernández, de la que La hija de un ladrón, de Belén Funes ya habíamos visto en Donostia.

Toni Lloréns

Ir a la barra de herramientas